miércoles, 5 de noviembre de 2008

La Mujer en el Islam. (Irán )

Basta ya de ideas autoinducidas y lentamente inculcadas en nuestras cabecitas por los mass media , ésta es la auténtica mujer en el Islam , aceptando su tradición y sus costumbres , sólo hay que mirar las cosas con otro prisma.

LA MUJER

Pase de modelos

Llegados a este punto quisiéramos desde estas líneas explicar, aunque sea sucintamente, la situación de la mujer en Irán. Lamentablemente, este ha sido un tema muy utilizado en Occidente para despotricar contra Irán desde que en este país triunfase la Revolución islámica en 1979, centrándose estos debates en cuestiones baladíes, como el velo, sin prestar atención al hecho de que esta prenda ha sido llevada por pudor durante toda la historia de Irán por prácticamente todas las mujeres, hubiese libertad o no de llevarlo.

Muchachas urbanas

Primer plano2

Primer plano1

A la derecha, consejera del presidente, para los asuntos de la mujer

Desgraciadamente, la mil veces manida cuestión del velo o hiyab ha sido explotada de manera profusa por los medios audiovisuales de Occidente, mostrándonos —entre otras muchas imágenes— a mujeres cubiertas con chador vociferando en una manifestación, sin percatarse de que el mero hecho de la presencia de mujeres en manifestaciones en un país musulmán es ya de por sí un indicio de la posición social que ocupa la mujer en esa sociedad.

Es una pena que el velo, además de tapar el cuerpo femenino, le haya servido a Occidente para encubrir otras realidades sobre la posición de la mujer en Irán. Además, siempre se ha dado a entender subrepticiamente que el chador es una prenda obligatoria, cuando eso no es cierto, sino que lo obligatorio es taparse el pelo con recato y llevar alguna ropa hasta la rodilla, que no sea ajustada, como, por ejemplo, una especie de prenda que en español llaman guardapolvo, o “mantó” en persa.

Equitación femenina

Así, el tema del velo ha sido convertido por Occidente en el centro del debate de un supuesto derecho —el de quitárselo—, que pocas iraníes ejercerían. Y, mientras tanto, la mujer iraní se preocupa por los temas que realmente le interesan, que es, el de construir el país codo a codo con sus conciudadanos varones —que, de facto, llevan a cabo—, y, al igual que ellos, hacer uso de los derechos de todas las sociedades civiles adelantadas, como el de ir la universidad, ejercer en política, dirigir organismos, y, como no, otros oficios con menos pretensiones. En definitiva, al margen de todos esos debates que sólo les sirven a los occidentales, la mujer iraní busca participar activamente con los hombres en la sociedad de su país, alejándose de las polémicas de las feministas occidentales para acercarse a la verdaderas controversias que les incumben, esto es, la de acabar con el machismo rancio y conseguir los derechos que les corresponden según ordena la misma ley divina reflejada en el Corán.

Es lamentable el hecho de que la inmensa mayoría del público occidental tenga tan mal concepto de la situación de la mujer en Irán, cuando, —sin pretender desde aquí que sea ideal— es justo todo lo contrario de lo que creen. Así, por ejemplo, en Irán la mujer puede acceder a casi todos los empleos públicos, a cargos políticos hasta el rango de vicepresidenta, trabaja en laboratorios, se incorpora a organismos como el cuerpo de Bomberos y la Policía, va a la universidad a estudiar y a enseñar, accede incluso a los seminarios de teología, se codea cómodamente con los hombres en el trabajo e incluso practica deportes de competición.

No obstante lo dicho, la situación de la mujer iraní dista de ser perfecta y desde estas líneas no se pretende que sea el arquetipo para ninguna otra sociedad. Mucho es el camino andado en los derechos de esta mitad de la humanidad, pero, vaya por delante que mucho también es el camino que queda por andar. Y, entretanto, ajena a toda controversia artificial creada por los manipuladores mediáticos que se centran en cuestiones nimias, la mujer iraní continúa paciente desbrozando el camino, abriéndose paso en la sociedad de su país y marchitando sin prisa pero sin pausa el machismo que aún perdura en algunos sectores de su nación.

Azafata de vuelo

En el reportaje fotográfico que ofrecemos a continuación podemos ver a la mujer iraní en acción en su propia sociedad. En estas instantáneas escogidas al azar podrán percatarse del variopinto modo de vida que lleva la mujer iraní dependiendo de la etnia a la que pertenezca y de la zona en la que viva, por sólo citar los dos factores más relevantes. También, y ya que el tema de la indumentaria es de los que, pese o no pese, más ha llamado la atención en Occidente, se muestran fotografías del modo de vestir de la mujer, instantáneas éstas en las que se puede observar que es tan variado y dispar como las decenas de modos de vida existentes en Irán, y, de paso, podrán darse cuenta de hasta que punto los medios de masas han simplificado hasta extremos simplistas todo lo que en Irán rodea a la cuestión de la mujer.

Bomberas, policías, altos cargos, médicas, urbanas, rurales, nómadas, sedentarias, niñas, artesanas, etcétera, todas han sido incluidas en este mosaico fotográfico, en el que, lejos de mediaciones se muestra a la mujer iraní tal como es.

Depositando la papeleta

Ejemplo de vestimenta

Bombera conduciendo

Cámara

Karatecas

La hora de elegir

Vestimenta de una funcionaria.jpg

Votando en la mezquita

En el teatro

En la cola para votar

En las urnas

Artista en el teatro

Pasarela de Teherán

Gemelas en una mezquita de Neyshabur

Junto a bandera.jpg

Turcómanas, del noreste

Arroceras del orte

Aldeana de Kohgiluyeh

Aldeanas azeríes de Ardebil

Aldeanas cardando lana

Árabes de Juzestán.jpg

Aldeanas de Jorasán

Aldeanas en el noroeste del país

Anciana de Masuleh

Arroceras en Guilán

Artesanas de la alfombra

Boda qashqai

Cardando lana, en el norte

Cargando el burro

De Birjand

De Bushehr

De Hormozgán

De Mazandarán

De Qeshm

En abianeh, Isfahán

En el mercadillo, Mazandarán

En un gran mitin

En un mitin

Espartera árabe de Juzestán

Espectáculo musical

Muchacha árabe de Juzestán

Muchacha de Teherán

Muchacha del sur de Irán

Muchacha tocando el daf

Muchachas kurdas

Mujeres qashqais, a la sombra de su tienda

Mujeres y democracia, tras las urnas

Nómada con caballo

Nómada panadera

Nómada porta una foto del presidente

Nómada preparando el té

Nómada qashqai en plena acampada

Nómada trabajando al aire libre

Nómadas cociendo pan

Nómadas con artesanía

Nómadas tejiendo alfombras

Peregrinas hacia el santuario del Imán Jomeini

Policías en el cumplimiento del deber

Policías patrullando

Policías

Preparando una comida, en Gilán

Qashai, elaborando alfombras

Qashqai en su tienda

Qashqais bailando en una boda

Reporteras

Rural de Abianeh, Isfahán

Rurales de Qeshm, golfo Pérsico

Taxista

Turcómanas, en un mitin

Una bombera

Una mujer hace propaganda de su candidato

Vendedora ambulante, de Mazandarán

Vendedora ambulante

Ventimenta del sur

Aviso de Copyright © 2007, IRNA (Agencia de Noticias de la República Islámica de Irán). Prohibida la reproducción total o parcial del texto sin la mención de su fuente.