viernes, 14 de noviembre de 2008

Otro mundo es posible : El despertar de la consciencia de la humanidad está en marcha

De aquí a unos meses saldré definitivamente de la película para ir a vivir a las montañas.
Me declararé en huelga del pensamiento y en manifestación de la consciencia y el sentimiento.
Esta es una serie de videos que hacen despertar a mucha gente , y en mi caso atiborrado de videos e información y más que seguro del engaño del sistema , hacen que tome la iniciativa de emigrar (mejor dicho , de retornar ) a la madre naturaleza , a la pachamama y volver a conectar con mi yo , con mi alma , con mi auténtico espíritu.
No será en breve tiempo , y la desintoxicación de Babilonia será por partes (pensar que lo puedo hacer muy de golpe no sabría si sería del todo positivo).
La humanidad está comenzando a despertar , al hombre-industria se le puede tener engañado tal vez cien años , pero nunca eternamente . Seguro que más y más gente empieza a cobrar el sentido real de su existencia.La sociedad industrial basada en el crecimiento continuado tiene sus días contados , y dará sus coletazos de saurio herido antes de caer , pero ese hecho es inevitable.
La respuesta está en la simplicidad , en lo importante del aquí y el ahora , en el camino. El sistema orwelliano nos trata como robots , pero ya decía Calderón :

Nace el ave, y con sus galas
que le dan belleza suma,
apenas es flor de pluma,
o ramillete con alas,
cuando las etéreas salas
corta con velocidad,
negándose a la piedad
del nido que deja en calma:
¿y teniendo yo más alma,
tengo menos libertad?

Nace el bruto, y con la piel
que dibujan manchas bellas,
apenas signo es de estrellas
(gracias al docto pincel),
cuando, atrevido y cruel,
la humana necesidad
le enseña a tener crueldad,
monstruo de su laberinto:
¿y yo con mejor instinto
tengo menos libertad?

Nace el pez, que no respira,

aborto de ovas y lamas,
y apenas bajel de escamas
sobre las ondas se mira,
cuando a todas partes gira
midiendo la inmensidad
de tanta capacidad
como le da el centro frío
¿y yo con más albedrío
tengo menos libertad?

Nace el arroyo, culebra

que entre flores se desata,
y apenas, sierpe de plata,
entre las flores se quiebra,
cuando músico celebra
de las flores la piedad,
que le da la majestad
del campo abierto a su huida:
¿y teniendo yo más vida
tengo menos libertad?

En llegando a esta pasión,

un volcán, un Etna hecho,
quisiera arrancar del pecho
pedazos del corazón;
¿qué ley, justicia o razón
negar a los hombres sabe
privilegio tan süave,
excepción tan principal,
que Dios le ha dado a un cristal,
a un pez, a un bruto y a un ave?

Ecoaldea Beija Flor (5 partes)