jueves, 30 de octubre de 2008

SYNGENTA : reventando el código genético de las plantas

Gracias a Irene por ésta y otras noticias.

En la página de la ETSI Agrónomos aparece este anuncio:

SYNGENTA PRESENTA SU PROGRAMA DE INCORPORACION DE RECIEN TITULADOS

El próximo día 30 de octubre, a las 12,00 de la mañana, en el Aula Magna,la compañía Syngenta, líder mundial en el sector de protección de cultivos y semillas nos presentará su proyecto de incorporación de recién titulados , dirigido muy especialmente a alumnos y recién titulados de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos.
A través de este programa, Syngenta quiere establecer una relación de cooperación estrecha con la ETSIA ,ofreciendo a sus alumnos la oportunidad de iniciar una carrera profesional en la empresa, donde podrán desarrollar su labor en distintos departamentos, apoyados por un extenso programa de formación y con contrato laboral desde el primer día.
Durante esta reunión, además,Syngenta nos dará una perspectiva del mercado agrícola actual y sobre las actividades de la compañía a nivel mundial y nacional.
Más información sobre Syngenta en www.syngenta.com * y www.syngenta.es*


Por curiosidad, escribiendo en google syngenta apareció, entre otras, esta noticia publicada en Rebelion.org en el 2007 (es la sexta entrada, la quinta denuncia lo mismo y las anteriores son la web corporativa de la empresa):

Corolarios de una agresión homicida contra los 'sin tierra'
La transnacional suiza Syngenta en la mirilla

E-CHANGER


Un campo de experimentos transgénicos de Syngenta en Brasil se convirtió el tercer domingo de octubre en un escenario de horror, luego de la intervención violenta de una milicia privada. Como resultado, dos víctimas fatales, entre las cuales Valmir Mota de Oliveira 'Keno',dirigente del Movimiento de trabajadores rurales sin tierra (MST). Así como varios campesinos heridos que desde unas horas antes habían ocupado ese sitio de la filial brasilera de la multinacional suiza en Santa Tereza do Oeste, a 540 kilómetros de Curitiba, en el sureño Estado de Paraná. A partir de esos hechos, la empresa agroquímica suiza-número uno a nivel mundial en el sector fitosanitario y número tres en el mercado de semillas comerciales- es llevada nuevamente por la opinión pública internacional al banquillo de los acusados. Hoy, por la violencia contra los campesinos. Ayer, por 'delitos comerciales' en todo el mundo y por su accionar contra el derecho a la soberanía alimenticia.



MILICIAS PRIVADAS...DE LA SYNGENTA

Los hechos se sucedieron rápidamente, tal como lo describen diversas fuentes de organismos de derechos humanos brasileros. La madrugada del domingo 21 de octubre un grupo de unos 150 campesinos del MST-VíaCampesina ocuparon el predio de la Syngenta para denunciar el cultivo ilegal de semillas transgénicas de soja y maíz.

Siete horas más tarde, poco después del mediodía, un microbús con unos cuarenta miembros de una milicia privada llegaron al lugar. Asesinaron a quemarropa - con dos tiros en el pecho- al militante agrario y balearon a cinco agricultores. Otros dos dirigentes del MST pudieron esconderse salvando milagrosamente su vida.

Historia de una masacre anunciada. Sólo tres días antes, el 18 de octubre, una delegación de la Comisión de los Derechos Humanos y Minorías del Congreso brasilero había participado en una Audiencia Pública en Curitiba. El objetivo de la misma: conocer de primera mano las denuncias sobre la formación y actuación de milicias privadas en Paraná. Uno de los dos Estados brasileros con mayor índice de violencia contra trabajadores sin tierra.

Según la Comisión de la Pastoral de la Tierra -ligada al obispado católico de ese país sudamericano-, Paraná fue con 76 casos el lugar de mayor cantidad de conflictos por la tierra de todo el país durante 2006.Allí, los propietarios rurales, agrupados en la Unión Democrática Ruralista y la Sociedad Rural del Oeste, 'patrocinan grupos paramilitares con la fachada de empresas de seguridad para realizar desocupaciones ilegales, amenazando cotidianamente la vida de los trabajadores rurales y creando un clima de terror en el Estado', señala el documento de acusación elaborado por la ONG de derechos humanos'Tierra de Derechos' y la Pastoral de la Tierra, analizado en Curitiba por la Comisión parlamentaria durante su reciente Audiencia especial.

Aunque Syngenta negó que la sociedad de seguridad 'NF' presente en su campo experimental esté autorizada a portar armas, su responsabilidad en hechos de esta naturaleza no es nueva.

El 20 de julio pasado,en el asentamiento Olga Benario en el mismo municipio, al lado de la propiedad experimental de Syngenta, varias familias del MST fueron 'gravemente amenazadas por personal de seguridad fuertemente armado,contratado por dicha empresa multinacional', indica el mismo documento de 'Tierra de Derechos'.

De acuerdo al Boletín de denuncia depositado en ese momento en la delegación de policía del lugar,'personal de seguridad de la empresa Syngenta invadió su terreno y permaneció por más o menos unos cuarenta minutos'. Realizando disparos de grueso calibre durante la noche.

Seis de los puntos exigidos por los querellantes a las autoridades legislativa durante la Audienciade Curitiba del 18 de octubre, apenas dos días antes de la masacre de Santa Tereza do Oeste, fueron tan concluyentes como premonitorios. La realización de una investigación seria, efectiva e imparcial sobre la formación, entrenamiento y contratación de milicias privadas en Paraná.Así como la investigación de empresas de seguridad de fachada como la'NF' -contratada por la Syngenta- y sobre el origen de sus armas.'Tierra de Derechos', la Comisión Pastoral de la Tierra y el MST exigieron también evitar que se repitan las violaciones de derechos humanos y se proteja la seguridad de los trabajadores rurales.

SYNGENTA, PESTICIDA TOXICO Y SEMILLAS 'TERMINATOR'

En2006, la 'Declaración de Berna' (DB), una prestigiosa organización suiza de información y sensibilización, lanzó la campaña de correos electrónicos 'Stop Paraquat' sostenida por numerosas ONG del todo el mundo. La misma exigía a Syngenta que detenga inmediatamente la producción y venta de ese herbicida, extremadamente tóxico y nocivo para la salud humana.

El Paraquat es vendido en más de cien países con el nombre genérico de 'Gramoxone', representa una parte importante de las ganancias de la transnacional radicada en Basilea - que en el 2006 tuvo beneficios netos declarados cercanos a las 900 millones de dólares- y 'ha causado miles de muertes' tal como lo subraya la DB en el documento de base de su campaña.

A pesar de críticas públicas que arrancan en los años sesenta y de las campañas sistemáticas de denuncia contra la Syngenta -nacida en el 2000 de la fusión de las divisiones agroquímicasde la Novartis suiza y del consorcio anglo-sueco AstraZeneca- el Gramoxone sigue siendo vendido en todo el mundo y su expansión no para,como lo prueban las nuevas instalaciones que la empresa abrió en China.Por el momento sólo una decena de países han prohibido o limitado significativamente el uso del Paraquat.

En mayo del año en curso, diversas organizaciones de Asia, Africa y Europa, presentaron una denuncia contra Syngenta ante la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Motivo: la empresa suiza no respeta los compromisos establecidos en el marco del código de conducta de la FAO, especialmente su artículo 3.5 que llama a evitar ciertos pesticidas extremadamente tóxicos. En julio pasado la Corte de Justicia Europea también se pronunció contra dicho producto.

Por otra parte, en marzo del 2006, una veintena de organizaciones campesinas, de cooperación al desarrollo y de protección del medioambiente de Suiza, exigían en una carta enviada al Gobierno helvético que éste se comprometa 'activamente a favor de prohibir a nivel mundial las plantas transgénicas *Terminator*. Syngenta es particularmente activa en el desarrollo de esas semillas y de otras tecnologías similares, tal como lo denunciaban, entonces, las organizaciones de la sociedad civil. Las plantas del tipo *Terminator* producen semillas estériles que no dan más que una sola cosecha. Los campesinos no pueden volver a ocuparlas para la siembra.

Según la denuncia de marzo 2006 de las organizaciones suizas, 'el único objetivo de esa tecnología es dominar el mercado de semillas y asegurar el control de la alimentación mundial...lo que implica una violación al derecho humano de la alimentación'.

El tema de *Terminator* concentró parte de la atención de algunos debates y reflexiones en la 8va Conferencia de la Convención de Naciones Unidas sobre la diversidad biológica, realizada a fines de marzo del 2006, justamente en Curitiba, Brasil.

En ese mismo momento ya el Movimiento de Trabajadores rurales sin Tierra del Brasil y Vía Campesina habían ocupado simbólicamente predios en Santa Tereza, para protestar contra 'la siembra ilegal de soja y maíz transgénicos', tal como lo informaba en ese momento Swissinfo, el portal Internet de Suiza para el extranjero.

El eje de tensión entre el MST y la Syngenta era entonces las 120 hectáreas de siembras experimentales ubicadas en la zona protegida del Parque Nacional Iguazú. A fines del 2006 el Gobernador del Estado de Paraná había decretado expropiar esas tierras en tanto el Instituto Brasilero del Medio Ambiente, sancionaba a la transnacional helvética con casi medio millón de dólares por sus violaciones a leyes nacionales.

Estratagemas dilatorios, recursos jurídicos, campañas publicitarias y ofensivas mediáticas, le permitieron a Syngenta escapar a acusaciones de la justicia y órdenes de expropiación. Los mismos métodos, que de una u otra manera parecen repetirse hoy, en este caso para librarse de toda responsabilidad en los hechos de Santa Tereza do Oeste y su tendal de muerte.

O la de este blog denunciando lo mismo http://chusantibiopoder.nireblog.com/post/2007/10/29/brasil-los-crimenes-de-la-syngenta-seeds

Al poner en Google, 'los crímenes de syngenta seeds' aparece una notica de Marzo del 2008 en la siguiente web:http://www.tlaxcala.es/pp.asp?lg=es&reference=4750

Plantados en el suelo'. Asesinatos políticos en el Brasil de hoy

A las once del día 20 de noviembre de 2004, diecisiete hombres armados entraron en la hacienda Nova Alegría, en el municipio de Felisburgo, Minas Gerais. Querían“ajustarle las cuentas” a las 130 familias del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), que vivían desde hacía más dedos años en el campamento-asentamiento bautizado con el nombre de Terra Prometida. Los sin tierra denunciaban que una parte de la tierra había sido apropiada con escrituras de propiedad falsas y por ley debía ser expropiada. Adriano Chafik –dueño de la propiedad- y sus hombres entraron hasta el centro de la ocupación y abrieron fuego.Mataron a cinco sin tierra e hirieron a quince.

Pasaron tres años.

A las 1 del mediodía del día 21 de octubre de 2007, cuarenta hombres armados entraron en la hacienda de la multinacional Syngenta Seeds, situada cerca del Parque Nacionalde Iguaçu, en Santa Tereza do Oeste, Paraná. Querían “ajustarles las cuentas” a los líderes de las sesenta familias de la Vía Campesina que instalaron allí un campamento bautizado con el nombre de Terra Livre.Los campesinos denunciaban experimentos de Syngenta con semillas transgénicas de soja y maíz, que violaban la ley que prohíbe tales prácticas en zonas cercanas a reservas naturales. Los hombres,contratados por una empresa de seguridad privada, entraron en la hacienda disparando. Ejecutaron a un líder de los sin tierra e hirieron a otros cinco.

La narración de los dos hechos asusta por la similitud. Pero también debería llamar la atención por la diferencia. Son dos historias lejanas en el espacio y en el tiempo,involucrando a protagonistas diferentes y movidos por diferentes causas. Sin embargo, como en una novela bien ensayada, el desarrollo de los hechos es exactamente igual: Las víctimas ya habían sido amenazadas, las autoridades estaban al tanto del peligro inminente,pero ni siquiera así tomaron medidas. El desenlace probablemente también será el mismo. Mientras mataban a otro sin tierra en el campo de Syngenta, Adriano Chafik, preso que se declaró culpable de la masacre de Felisburgo, continuaba sin ser juzgado – y tampoco está previsto su juicio.

El libro Plantados no Chão es un grito de indignación contra estos hechos. Fue publicado en juniode 2007 y es una recopilación de más de 180 casos de militantes asesinados en los últimos cuatro años –durante el gobierno de Lula- por causa de sus ideales. Es un intento de comprender estos asesinatos,buscar establecer el patrón que siguen, porqué suceden y preguntarnos cómo siguen ocurriendo durante un gobierno que fue elegido con el apoyo de estos movimientos sociales. No hay una respuesta fácil, por lo que no pretendemos agotar el tema, pero sí iniciar un debate necesario.

Cada asesinato político no es la muerte de un militante, es un poco la muerte de la causa que éste defiende. Los asesinatos políticos hoy en día no sirven para liquidar una persona, pero sí para calmar las exigencias de un grupo que es representado por esa persona. Al permitir esta rutina violenta, nuestro gobierno permite que sean las balas quienes deciden en la democracia brasileña. No es algo por lo que estar orgulloso.

Desde el lanzamiento, nuestra intención es que el libro se pueda descargar desde internet de forma gratuita. Queríamos desde el inicio que su contenido tenga más alcance que la forma (y el precio) que un libro puede alcanzar. Queremos llevar este debate a todos los rincones posibles. Por ello, como autora (junto con el equipo de Conrad) pedimos: descargue el libro, copie, imprima,lea, relea, critique. Al final, parafraseando a la periodista británica Jan Rocha, autora del prólogo del libro, el asesinato político no es la muerte de una sola persona; es un golpe contra la esperanza – y contra el futuro de nuestra democracia.

El trabajo iniciado con“Plantados no Chão” no termina aquí. En breve estrenaremos un blog en esta página web, donde mantendremos actualizados a los lectores, no sólo en relación a los crímenes contados en el libro, sino también abriendo un espacio para nuevas denuncias (en la pagina aparece el libro)

No es la primera vez que una corporación de éste tipo vistia la escuela para captar futuros trabajadores. Hace unos meses Monsanto visito la Escuela y, de hecho, participa en la docencia de un master (para los que hayan visto el Docu The Corporation Monsanto les sonará bastante). Si os interesa visitad algunas de las no sé cuántas mil entradas que hablan de esto si solo pones el nombre de una empresa:

jbcs.blogspot.com/2007/10/los-crmenes-de-la-syngenta-seeds-fuera.htm

www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=30368 - 45k -

http://www.prensarural.org/spip/spip.php?article815


Muchos besos y buen dia a todos!!!

1 comentario:

Chitauri dijo...

Han utilizado mi nick en la página de Rafapal, en la cual por cierto estoy vetado, para amenazar de muerte a su administrador, del cual si bien discrepo en muchos temas es obvio que no le deso ningún mal a su integridad física. A continuación paso a contaros como se gestó esta rocambolesca historia:

Hará cosa de un mes, Rafapal decidió que la gente que allí comentaba necesitaba logearse, para seguir comentando debido a que su blog se estaba convirtiendo en una jaula de grillos digna de un manicomio posmoderno, así que yo intenté logearme con mi nick de siempre, Chitauri, cuando hete aquí que ya me lo habían birlado, por lo que pase a denominarme Barbelith aka Chitauri, dejando constancia de la usurpación de nick tanto en Rafapal como en Contraperiodismo Matrix, los blogs en Castellano en los cuales más comento.

Hasta aquí, la historia.

Resulta que hoy, Rafapal, dice que un tal Chitauri lo amenaza de muerte, y el pavo no tiene la delicadeza de dejar claro que el de siempre es decir Barbelith aka Chitauri, el menda, el que vive en Lugo, el que dejó un breve esbozo de Biografía críptico humoristica no tiene nada que ver con el asunto.

Simplemente quiero dejar claro que no tengo miedo y que no entiendo como Rafapal no se puso en contacto conmigo en mi e mail lumevin@gmail.com, antes de permitir que usuarios ventajistas de su web dejasen datos de mi residencia.

Vamos a ver chavales, vivo solo, en la calle Madanela 55 1 b en Lugo y no tengo miedo.

Rafapal en mi opinión esta conchabado con Heriberto Janosh para desinformar sobre los temas que trato en mi página, con la intención de que la agenda del Blue beam project se lleve a cabo, puedo estar equivocado en este punto, pero en lo que no estoy equivocado es que en el post que hoy adorna su página ha habido malicia para con mi persona, tanto por parte del que utiliza mi nick para hacer amenazas, como por parte también del administrador del blog, Rafapal, que debería haber dejado claro que el Chitauri de siempre ( Barbelith aka Chitauri, desde hace un mes en su página debido al logging) no tenía nada que ver con el asunto.

Me jode tener que hacer este post, cuando hoy me apetecía hablar de Montalk, Gurdjieff y la comida para la Luna, pero bueno, son gajes del oficio.

Sin miedo: Luis Alberto Mejuto Viña.

http://chitauri.blogspot.com/2008/11/nota-aclaratoria.html