viernes, 3 de abril de 2009

Monsanto y otras dos multinacionales solicitan experimentar en Andalucía (y otras zonas de España) con cultivos trasgénicos

Monsanto y otras dos multinacionales solicitan experimentar en Andalucía con cultivos transgénicos

El Observador


Utrera y Lebrija son algunos de los ocho pueblos andaluces en los que una de las más temidas, poderosas y criticadas multinacionales del mundo, la estadounidense Monsanto, junto con Pioneer y Procase quiere ampliar sus cultivos de maíz transgénico con el permiso del Gobierno de España, el único de la UE que permite el cultivo a gran escala de los alimentos modificados genéticamente. Frente a estas intenciones, Amigos de la Tierra, Greenpeace o COAG han presentado alegaciones y alertan de que estos experimentos genéticos afectan a la salud y al medioambiente, como señalan innumerables estudios científicos.

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino sacó hace poco a información pública 11 solicitudes de campos experimentales de maíz transgénico de las empresas Monsanto, Pioneer y Procase en un total de 67 municipios de todo el país, repartidos por Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid, Extremadura, Navarra, Galicia y Cataluña. Algunas organizaciones ecologistas presentaron alegaciones a todas estas peticiones de experimentación en una superficie total de más de 500.000 metros cuadrados.

En Andalucía, las poblaciones que podrían verse afectadas son Dos Hermanas, Los Palacios-Villafranca, Marchena, Utrera, Lebrija, Aznalcázar y El Cuervo en Sevilla y Fuente Palmera en Córdoba (Vea AQUÍ el listado completo de los 67 municipios de España).

A diferencia de otras marcas globales reconocibles que han sufrido daños en su imagen como Mac Donalds o Nike a causa de las críticas que provoca su actividad, Monsanto es desconocida para el gran público, y sin embargo, mucho más poderosa e influyente que las dos empresas citadas. Aún así existen toneladas de documentación, especialmente en Internet, que sitúa a este conglomerado como uno, sino el mayor, de los enemigos públicos del planeta Tierra. Sería necesario mucho tiempo y espacio para descubrir sus orígenes, inventos y capacidad destructiva; baste con echar un vistazo a los vídeos que acompañan esta información, extraídos del documental ‘El Mundo según Monsanto’, de la francesa Maria Monique Robin, basado en el libro de la misma autora.

Con un currículum en el que figuran el lucro con la distribución del agente naranja, el PBC o la toxina de crecimiento para el ganado vacuno, Monsanto ha encontrado en España su mayor campo de acción de toda la Unión Europea. Si alimentos como el maíz transgénico ya se cultivan de hecho en suelo patrio, a pesar de que existen estudios que señalan riesgos para la salud, amenazas para cultivos tradicionales y pérdida de biodiversidad, lo que se plantea ahora -con el permiso del Gobierno- es el aumento de estas superficies. Los municipios de Fuente Palmera en Córdoba o Utrera, Lebrija, Aznalcázar o El Cuervo en Sevilla, son algunos de los 67 señalados para ensayos al aire libre con este tipo de maíz.

El responsable de agricultura y alimentación de Amigos de la Tierra, David Sánchez, sostiene que es imposible “controlar la dispersión del polen de estas plantas transgénicas, que pueden contaminar cultivos destinados a la alimentación incluso a kilómetros de distancia”, por lo que duda en señalar que el riesgo para la salud pública “es evidente”. Desde su organización enarbolan un reciente estudio científico del Gobierno de Austria que concluyó que los ratones alimentados con este maíz transgénico para el que se ha vuelto a solicitar autorización (NK603xMON810) tuvieron menos descendencia que los alimentados con maíz no transgénico.

Recordemos que transgénicos se denominan a los alimentos cuyo material genético ha sido alterado deliberadamente, que esta ingeniería genética tiene un fin comercial y que el 90% del mercado mundial de transgénicos lo domina la firma norteamericana Monsanto.


Monsanto es una mafia. América gobernada por las multinacionales

Sobre cómo Monsanto impide el acceso a las semillas naturales

monsanto_rain
Linn Cohen-Cole

La gente dice que si los granjeros no quieren problemas con Monsanto que no les compren sus semillas genéticamente modificadas. Pero eso no es tan simple. ¿Dónde se supone que los granjeros consiguen hoy en día las semillas normales? ¿Cómo se supone que pueden evitar la contaminación de sus campos con semillas procedentes de plantaciones realizadas con semillas genéticamente modificadas? ¿Cómo pueden detener a los detectives de Monsanto que invaden sus tierras o cómo escapar a los helicópteros de Monsanto que espían sus plantaciones?

Monsanto contamina los campos, invade plantaciones ajenas y toma muestras, y si encuentra cualquier planta procedente de semillas genéticamente modificadas que crece ahí (o dicen que las han encontrado ahí), pueden demandar al granjero, y reclamar la cosecha. Es una forma más de hacer dinero ya que los granjeros difícilmente pueden enfrentarse e ir a los tribunales, y prefieren llegar a algún acuerdo con Monsanto.

Monsanto está realizando toda una serie de acciones para impedir que la gente pueda acceder a las semillas naturales.

1. Han comprado las empresas semilleras de todo el Medio Oeste.

2. Han redactado las leyes semilleras de Monsanto y conseguido que las aprueben los legisladores, de tal manera que la obtención y almacenamiento de semillas es tan onerosa en términos de coste, papeleo, experimentación y seguimiento de cada variedad, que obtener semillas normales es casi imposible. Antes de que existieran las leyes semilleras, los granjeros simplemente cogían las semillas, las metían en sacos, las almacenaban y usaban al año siguiente, compartiendo libremente las semillas con sus amigos y vecinos, vendiéndolas si así lo deseaban. Eso ya no es posible.

En Illinois, que tienen una ley de esa guisa, Madigan el portavoz de la Cámara, tiene en su staff lobbistas de Monsanto.

3. Monsanto promueve leyes anti-democráticas que eliminan el control comunitario sobre sus propios condados, de manera que los ciudadanos y los granjeros no puedan impedir la plantación de semillas genéticamente modificadas, incluso aunque puedan de ese modo contaminar otras cosechas.

Comprueba el mapa de dónde se han ido implementando las leyes de Monsanto/Vilsack y mira si aún hay democracia o gobierna Monsanto.

4. Hay regulaciones de Monsanto en la FDA que hacen illegales los equipos para limpiar semillas usados por los granjeros (otra forma de que solo haya semillas genéticamente modificadas) porque ahora eso se considera como una fuente de “contaminación de semillas.” Los granjeros si desean limpiar sus semillas primero deben homologar sus equipos, y eso exige fuertes inversiones en equipamiento y edificaciones … para CADA línea de semillas. Curiosamente no se menciona la contaminación procedente de pesticidas y fertilizantes.

5. Monsanto está confiscando equipos para limpiar semillas en todo el Medio Oeste. En Pilot Grove, Missouri, en Indiana (Maurice Parr), y ahora en Illinois (Steve Hixon). Y están utilizando policías federales, militares estatales y policías del condado para realizar las confiscaciones, lo están haciendo en 6 condados.

Asimismo Monsanto promueve leyes que eviten el etiquetado de los alimentos procedentes de semillas genéticamente modificadas. ¿Por qué? Como Norman Braksick, presidente de Asgrow Seed Co. (ahora en poder de Monsanto) predijo en el Kansas City Star (3/7/94) , “si etiquetas la comida modificada genéticamente, es como si le pusieras también una calavera y los huesos cruzados en ella.”

Y han denunciado a lecheros por decir la verdad sobre su leche, porque contiene rBGH, asociado con un incremento en el riesgo de cáncer de pecho, colon y próstata.

He aquí un video de youtube que merece la pena verse. Vandana Shiva es uno de los líderes anti-Monsanto en el mundo. En este video, ella dice (y el video ya tiene años), que Monsanto ha denunciado a 1500 granjeros cuyos campos habían sido contaminados por semillas genéticamente modificadas procedentes de otras plantaciones.

¿Conoces la historia de Gandhi en la India y cómo los británicos tenían leyes que tasaban la sal? Los británicos decían que la sal les pertenecía. Gandhi tenía lo que se denomina Satyagraha sobre la tributación por la sal, Gandhi pidió a la gente que rompiera esas leyes y marchara hasta el mar, y recogiera la sal sin tributar a los británicos.

Miles de personas marcharon 240 millas hasta el océano donde les esperaban los británicos. Mientras la gente recogía la sal, los soldados británicos les apaleaba, pero seguían viniendo. La protesta no-violenta expuso el comportamiento británico, que fue tan repulsivo en todo el mundo que ayudó a independizarse a la India.

Vandana Shiva ha iniciado una Satyagraha por las semillas - no violenta, no cooperativa con las leyes semilleras - que ha conseguido que millones de granjeros firmen una promesa de romper con esas leyes.

Los granjeros norteamericanos y los ganaderos deberían apreciar la lucha de Gandhi y la de Shiva, y lo muy relacionada que está con la pérdida de las libertades fundamentales.

Quiero acabar este post con un vídeo que muestra cómo los satanistas están en lo más alto de la élite mundial y cómo cada vez lo ocultan menos. La causa de tantos males aparentemente incomprensibles hay que buscarla en que gobiernan ellos, psicópatas, criminales, enemigos de la Luz y la Verdad.

Funeral satánico a la viuda del ex-presidente americano L. Johnson

Lady Bird Johnson nació en Karnack, Texas, en 1912. Se casó en 1934 con Lyndon Johnson, y fue Primera Dama de los Estados Unidos desde 1963 hasta 1969.

Lady Bird murió el 11 de julio de 2007.

Recordemos que Lyndon Johnson llegó al poder tras el oscuro asesinato del presidente electo Kennedy.


En esta serie de vídeos podemos ver que el funeral de Claudia Alta Taylor Johnson se celebró como un funeral de Estado al que asistieron todas las personalidades políticas del país. En los vídeos podemos ver a sacerdotes (¿Cristianos?) levantando las manos con un claro gesto satánico, al igual que todas las personas asistentes al acto.

¿Alguien puede decir ahora que cuando aseguramos que el satanismo es la religión oculta (aunque cada vez menos) de una gran parte de la elite y la religión practicada por una parte del clero denominado “cristiano”, estamos delirando?

En la foto de arriba podéis observar claramente, asistiendo al funeral, a los Clinton (demócratas), a la esposa de Bush (republicanos) y al ex-presidente J. Carter.



video

Publicado por José María