lunes, 23 de marzo de 2009

Campania Devastada. La mafia de los residuos tóxicos y vertederos en Italia

Parte 1de 2:
http://www.youtube.com/watch?v=1KpSGY...

Breve colección de extractos del documental Biutiful Cauntri sobre la dramática situación de la contaminación del aire, el agua y el suelo en Nápoles y la región de la Campania tras años de negligencia y corrupción en la gestión de residuos.

El vertido de residuos industriales tóxicos y la quema incontrolada de todo tipo de residuos urbanos ha dejado muchas tierras campanas inutilizadas para el cultivo o cría de animales para las próximas décadas. Dos de los principales personajes de este instructivo documental son Raffaele del Giudice, educador y activista medioambiental que lleva años luchando contra las eco-mafias, y un pastor de Acerra cuyo nombre desconocemos. Otra aportación muy interesante de Biutiful Cauntri son las interceptaciones de llamadas telefónicas entre empresarios con residuos tóxicos de que deshacerse y criminales que les proporcionaban vertedero a bajo coste.

El dramático caso campano en el contexto de Italia nos parece una síntesis de lo que ocurre en diversas regiones deprimidas en el contexto del mundo. La región de la Campania fue tradicionalmente una de las más ricas de la península itálica en cuanto a productividad agrícola y recursos naturales, pero en la vorágine economicista de la historia reciente ha ido quedando rezagada como región pobre con alto nivel de desempleo y criminalidad organizada. La Campania está ahora contaminada por residuos industriales que se producen en fábricas del norte rico de Italia, porque los empresarios y gestores buscan el mejor precio para eliminar sus desechos y se aprovechan de la corrupción imperante en zonas más al sur. ¿No estará ocurriendo algo parecido entre, pongamos, Europa y África?

Este montaje incluye también una breve intervención televisiva de Roberto Saviano, autor del libro Gomorra. En la mayoría de escenas de Biutiful Cauntri se habla en napolitano o en italiano con fuerte acento campano. Agradecemos a las amigas Giovanna y Diana su imprescindible ayuda en la traducción.