lunes, 25 de mayo de 2009

Vazquez Figueroa

Interesantísimas entradas en su blog , http://vazquezfigueroa.blog.com/

PIRATAS SOMALIES


La guerra del coltan dura casi treinta años, y pese a que ha costado cuatro millones de muertos las naciones “civilizadas” tan solo han enviado al Congo a un puñado de “Cascos Azules” que es mas lo que incordian que lo que ayudan. Sin embargo, en cuanto los piratas somalíes han comenzando a atacar los intereses de países ricos, y pese a que la cifra de víctimas mortales no llega a la docena, ya se encuentran allí representantes de la mitad de las armadas del planeta, mientras los dueños de los barcos contratan patrulleras yemeníes por quince mil dólares diarios o a grupos de mercenarios tan brutales o mas que los piratas.

En cierta ocasión aseguré que el éxito o el fracaso de un invento no depende de a quien beneficia, sino de a quien perjudica y me temo que nos enfrentamos a un problema similar.

En la sociedad actual la comodidad de los mil pasajeros de un crucero pesa mucho más que la vida de millones de mujeres y niños africanos.

Los armadores saudíes pagaron dos millones y medio de dólares por la liberación del petrolero “Sirius Star”, pero cuando los ocho piratas regresaban a tierra su embarcación naufrago, cinco se ahogaron y tres fueron capturados. Cada uno, vivo o muerto, llevaba encima ciento cincuenta mil dólares.

Faltaba un millón y medio de dólares y es que los que se juegan la vida en el mar se reparten las migajas mientras que los verdaderos “capitanes piratas” suele ser hombres de negocios y abogados sin escrúpulos que actúan impunemente desde Dubai o Londres.

Nada se conseguirá patrullando la costa y enviando a pobres muertos de hambre a que los juzguen en Kenia porque por muchos que atrapen las cabezas siguen con vida y buscando nuevos desgraciados.

En lugar de aviones y fragatas a las aguas somalíes se debería enviar a policías incorruptibles a cazar a los auténticos culpables.

Resultaría más práctico y mucho mas barato.