lunes, 23 de febrero de 2009

La red crística

Visto en Cientual
Cuidado al leer esta entrevista , sobre todo por los antigurús y tal , pero dice cosas muy interesantes (aunque por supuesto no comparto todo al 100%) que hay que saber entender con la mente abierta.

Entrevista con Ronald L. Holt, director mundial de Flower of Life Research - Por Julia Griffin

JG: El concepto de la red para el planeta es muy antiguo. Platón describió que la Tierra tenía una red dodecaédrica. ¿Cómo explicarías el concepto de redes como estas a lo largo del tiempo?

Ron: En "La Semilla de la Vida", nuestro taller avanzado de La Flor de la Vida, revisamos algunas preguntas similares a esta. Hasta donde he llegado en mis investigaciones, la red o redes nacieron en el momento del Bing-Bang o quizás antes, cuando el Vacío se estaba realmente preparando para el nacimiento del universo físico. Cuando hablamos acerca de la red, muchos de nosotros nos remontamos a lo que ha sido descrito en algunos libros: a una matriz de líneas angulares de energía que se extienden alrededor del planeta. Esto es correcto, por supuesto, sin embargo la red va mucho más allá.

Las redes son de hecho fractales y holográficas y se expanden a toda la creación, incluyendo sus diversos niveles dimensionales. No se encuentran en la Tierra solamente, sino que corresponden al universo físico. El universo físico no existe sin estas redes. Estas se necesitan para asegurar la distribución apropiada de la energía de fuerza de vida, para proveer los patrones necesarios para la creación material, y mucho más. Y no solo eso, sino que también son la expresión física del código sagrado de la creación en sí mismo. No son "objetos" inanimados: son el patrón de la conciencia misma, expresado en forma armónica.

El concepto de las redes se puede entender con mayor facilidad, si se ha realizado un poco de investigación sobre geometría sagrada. Para poder ir más a fondo en la comprensión de las redes de conciencia, primero tendremos que asentar algunos conceptos básicos.

Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con la geometría sagrada, permítanme decir que las redes son expresiones de energía y conciencia que siguen proporciones definidas por los principios de la geometría sagrada y que se expanden a través de todo el universo multidimensional. ¿Qué es la geometría sagrada? Todo el mundo sabe qué es la geometría y cualquiera puede dibujar una forma geométrica. Pero cuando relacionas el Gran Espíritu, la conciencia o Dios y la apertura del corazón a la geometría, entonces estás creando geometría sagrada.

La geometría sagrada es la expresión de la geometría relacionada a la evolución de la conciencia, mente, cuerpo y espíritu, en términos geométricos. La verdadera geometría sagrada no se limita a formas angulares estáticas. Es orgánica y está viva: es la constante evolución (trascendencia) o transferencia (materialización), ascendiendo o descendiendo de una forma a otra.

Entonces, la red planetaria actual es la expresión geométrica y energética de los principios de la creación, que sirve como puente entre las manifestaciones físicas y energéticas de nuestro planeta. Para darnos una idea de cuán vasta es esta red en realidad, echemos un vistazo al planeta. En este planeta, para que la partícula más pequeña, elemento o compuesto puedan solidificarse y convertirse en materia, se necesita de un modelo o plantilla para su construcción y propósito de existencia. El modelo o plantilla para nuestro planeta, es la red misma. La red sirve como una guía o modelo alrededor del cual, los muones, quarks, positrones, electrones, átomos y finalmente los compuestos, se organizan.

La red garantiza la distribución y alineamiento apropiado de los componentes elementales requeridos, que son los bloques de construcción de la creación. También asegura la correcta distribución y alineamiento de la energía de fuerza de vida y las múltiples frecuencias que se necesitan para mantener una efectiva relación de fase energética en el espectro de frecuencia de los planetas. (La relación de fase asegura la coherencia, pero ese es un tema demasiado extenso para este artículo.)

Así que actualmente existe una estratificación de las plantillas de red que se necesitan para la formación de cualquier elemento. Esta estratificación ocurre desde el espíritu a lo etérico, a lo eléctrico, lo gaseoso, lo fluido y hasta el material más denso. La conciencia se mueve a través de variadas graduaciones de densidad en el tejido con el fin de afectar cada nivel, desde lo más sublime hasta lo más denso.

Vamos a examinar un ejemplo de las redes que organizan la materia física. Cada uno de los 108 elementos de la tabla periódica, necesita una red organizadora para mantener el orden y funcionalidad de su configuración atómica. De lo contrario, sin una plantilla, muy pronto perdería su habilidad para mantenerse organizado. En la misma forma, una red es necesaria para cada especie de bacteria, hongo, planta, insecto, animal y mamífero.

Echemos un vistazo al patrón de difracción de los electrones, en elementos como la Sal y el Berilio:

En estas fotografías podemos ver los átomos extendiéndose en forma organizada a través de la red. Estos electrones circulares se alinean en un patrón similar a un mandala, justo como un sólido platónico o como una combinación de estos.

Si revisamos el trabajo de Hans Jenney llamado "Cymatics", podemos ver ejemplos de cómo la arena colocada en una placa metálica, es capaz de sostener tonos musicales cuando un acorde provoca que las partículas de arena formen patrones geométricos para cada nota. Cambias la nota y cambias la configuración geométrica. Cuando revisamos el trabajo de Masaru Emoto en "Mensajes del Agua" ("Messages from Water"), o del Dr. Lorenzen en "El Agua en Racimos" ("Clustered Water"), podemos ver el patrón geométrico aún en los niveles atómicos del agua.

Cuando observamos atentamente nuestra realidad de tercera dimensión, podemos ver la geometría sagrada en todas las cosas. Los minerales se organizan en proporciones geométricas sagradas y podemos encontrar esto en casi todos los libros sobre gemas y minerales, que muestran sus respectivas plantillas geométricas.

La red planetaria es muy similar entonces, a un enrejado para plantas de jardín. Los enrejados de jardín sirven de guía para que las vides y otras plantas crezcan y se extiendan en patrones con cierta "forma". Los dos elementos principales de una red, son el enrejado y el tejido o material. Ambos tienen cualidades y características. Podemos decir que el enrejado es el aspecto masculino y que el tejido o material es el aspecto femenino. Los dos trabajan entre sí en forma armónica, para integrar la diversidad de la vida. Esto es similar a las varillas metálicas y a la tela impermeable de una sombrilla. La estructura metálica permite que la tela se extienda sobre ella, para que su funcionalidad pueda expresarse.

Con los seres humanos tenemos una analogía similar. Como seres espirituales en un cuerpo humano, nuestro aspecto espiritual nace de un tejido que es tan auto-contenido y holográfico, que literalmente se conecta y extiende con toda la vida y con toda la creación. Colocar la inmensidad de todo esto dentro de un cuerpo físico, significa que tenemos que plegar la vasta sombrilla a una especie de capullo de mariposa y cerrarlo temporalmente, a la espera del momento en que podamos desplegar nuestro tejido y recordar quiénes somos realmente.

Dentro de todos nosotros anida y se pliega una infinita extensión de tejido fractal y holográfico, que guarda una tremenda interconexión con toda la creación. La Red de Conciencia Crística es la versión planetaria de esta analogía de la sombrilla: un tejido completamente abierto de creación que nos mantiene conectados a nuestros orígenes y que nos estimula a evolucionar hacia la reunificación.

Las redes de conciencia guardan la memoria de la interconexión cósmica y por lo tanto, estimulan la auto-realización de aquellos que se sintonizan con ellas.

JG: ¿Cómo describirías la Red Crística para aquellos que no están familiarizados con el concepto? ¿Qué es en esencia?

Ron: La Red de Conciencia Crística existe alrededor de la Tierra y los investigadores la ubican a diferentes distancias sobre ella. En lo personal creo que, debido a su naturaleza holográfica y fractal, la red aparece a distintos niveles porque en realidad está en todas partes. Se supone que el eje de la Red Crística está anclado en el Cairo y en [la isla de] Moorea, mientras que sus puntos nodales se extienden sobre la superficie terrestre. Estos puntos nodales corresponden a puntos de poder de energía naturales, que muchas de las culturas antiguas localizaron y utilizaron.

Esta Red Crística es diferente a la red dodecaédrica descrita por Platón. Incluye la conexión del centro de los pentágonos dodecaédricos con sus esquinas, mediante cinco líneas adicionales (de la misma longitud) para cada uno de los doce pentágonos. Esto crea la forma conocida como dodecaedro estrellado, que está asociada con la "Conciencia Crística". Existe una gran diferencia de conciencia y experiencia, entre el dodecaedro y el dodecaedro estrellado.

Para comprender bien lo que es la Red Crística, tenemos que revisar los estados de las redes de conciencia que le preceden y entenderlas. Esto construirá un buen fundamento. (Estos estados son las formas geométricas que preceden al dodecaedro estrellado, tales como el tetraedro, el cubo, el octaedro, el icosaedro, el dodecaedro y, finalmente, la integración de todas ellas, el dodecaedro estrellado, representando la integración de todos nuestros aspectos. Actualmente estamos investigando mucho sobre este tema y en futuros libros y seminarios daremos a conocer nueva tecnología basada en esta información.)

El dodecaedro estrellado (la Red Crística) contiene la plantilla para todas las plantillas precedentes (expresadas en formas geométricas.) Es una expresión y modelo de la "finalización integrada" y de la "unidad coherente" de todas las plantillas fundacionales.

Vamos a detenernos un momento en la quinta plantilla, el dodecaedro, que construye el fundamento para el dodecaedro estrellado. El dodecaedro representa la total rendición al amor incondicional. Este parece ser un punto que representa un reto, porque muchas personas tienden a quedarse ahí y a perderse en la dicha, sintiendo que no tiene caso continuar evolucionando.

Para ayudar a identificar por qué sucede esto, podemos encontrar una pista al construir los sólidos platónicos con cinta adhesiva y pajillas plásticas [popotes] de la misma longitud. Al construir los sólidos en esta forma nos podemos dar cuenta, debido a la geometría, que dos de las formas son mucho más débiles que las demás y que les resulta difícil mantener su estructura y apariencia. Estas dos formas son el cubo y el dodecaedro. El dodecaedro representa el amor incondicional. El amor incondicional por sí mismo, es la experiencia de dicha más dulce. Es un paso necesario en la realización de la Conciencia Crística. Sin embargo, a ese amor incondicional dichoso le falta un elemento importante.

El elemento faltante es la conciencia alerta o la "mente atenta". No estoy hablando de estar enfocado mentalmente. Me refiero a la mente atenta en el sentido budista-zen. Es muy fácil fundirse en la dicha y después ser incapaz de actuar efectivamente en el mundo físico. Esto es como asumir que haz llegado al destino de tu vida y pasar el resto de ella solo y persiguiendo un constante estado de dicha. En cierta forma esto es, simplemente, una adicción a la dicha.

La mente atenta (la práctica de observar nuestros propios hábitos, patrones y elecciones), es esencial para nuestra evolución. Para poder evolucionar, tenemos que vernos a nosotros mismos claramente, así como nuestros niveles de responsabilidad, integridad e impecabilidad. Todos estos elementos son los que fortalecen nuestro dodecaedro y lo convierten en un dodecaedro estrellado, habilitándolo así a sostenerse por sí mismo y a mantener su forma. Esta es la razón por la que el dodecaedro no fue nombrado como la Red de Conciencia Crística.

Con el fin de poder trascender al dodecaedro estrellado o Red Crística, la apertura del corazón del dodecaedro requiere un soporte interno constituido por una trinidad de compromisos personales: impecabilidad, auto-responsabilidad e integridad. La integridad y responsabilidad de una auto-observación honesta y el ejercicio de la "mente atenta" del Budismo Zen, son necesarios para permanecer activos y conscientes ya sea que nos encontremos en un estado de dicha o lidiando con la realidad de tercera dimensión. El dodecaedro estrellado implica añadir la conciencia alerta, la impecabilidad, la auto-responsabilidad y la integridad a un corazón abierto, para poder alcanzar la realización de la Conciencia Crística.

Sin el compromiso con las cualidades superiores indicadas arriba, la unidad se convierte en una experiencia transitoria que depende de un líder que guíe a las personas hacia ella, en lugar de un desenvolvimiento natural del proceso en lo individual. Todos hemos observado, frecuentemente, cómo personas con un corazón abierto y la mejor de las intenciones, caen presas de las agendas de otros individuos o de la agenda de su propio ego. Si las personas no se comprometen por sí mismas a ser impecables en su comportamiento (lo que lleva naturalmente a la integridad), caen presas de las agendas de su propio ego o del de otros.

La apertura del corazón sin una mente atenta y consciente, es la expresión de la conciencia del dodecaedro. El dodecaedro estrellado es la conciencia de un ser auto-realizado y es por eso que se conoce como la Red de Conciencia Crística.

Cristo (o cualquier otro Maestro de ese nivel), muestra esa auto-conciencia de uno mismo, que es un estado excepcionalmente alto de refinamiento personal, práctico y alcanzable para todos los humanos que sinceramente se disciplinan para encontrarlo. Es mucho más que simplemente perseguir la dicha. Esto es lo que de verdad se expresa en las enseñanzas de Cristo. Él no quería que lo siguieran. Él quería que nos convirtiéramos en lo que él se convirtió: en un ser auto-consciente e iluminado. La Red de Conciencia Crística existe como un recordatorio de nuestra verdadera naturaleza y nos alienta a alcanzarla.

JG: ¿Cómo es que la Red Crística afecta nuestra conciencia? He leído que empuja nuestra negatividad a la superficie para sanarla y transmutarla, pero no es fácil enfocarse en el problema en lugar de enfocarse en la solución. ¿Qué actitudes o cambios de conciencia recomendarías en este momento?

Ron: Todas las redes existen en toda la creación. Y esto incluye en nosotros mismos: nuestros órganos, nuestras células y nuestro ADN. La red es holográfica y fractal y por lo tanto, es cada una de las partes de nuestro ser. Así que la Red de Conciencia Crística "sobre" la Tierra, tiene sus contrapartes fractales completas dentro de nuestro cuerpo, espíritu y conciencia. En nuestro corazón, la Red de Conciencia Crística se equipara con una claridad diáfana como el diamante, de una realidad verdadera y sin distorsiones.

La Red Crística nos estimula a evolucionar hacia una conciencia alerta con un corazón abierto y con altos niveles de impecabilidad e integridad. La Red Crística también nos ayuda a integrar y armonizar una verdadera unidad de grupo. La Red Crística es una conciencia colectiva unificada. Esto significa que también estamos preparando nuestras plantillas internas, para integrar y armonizar todas las vidas que compartimos con cada cultura en este planeta, preparando el estado que nos ayudará a sentir la unidad de todas las culturas simultáneamente, sin parcialidad ni perjuicio.

Existen subredes para cada una de las siete razas originales. Se pueden ver como una red de siete frecuencias o colores formando una red en arco iris de líneas, frecuencia y color. Conforme nuestra conciencia se refina, las razas del arco iris van llegando a una integración alineada de unas con otras. Lo que nos ha separado en la actualidad, es una tensión en la superficie entre los colores, frecuencias e intenciones. Esta tensión en la superficie está disminuyendo conforme nos volvemos auto-conscientes y auto-responsables de todas nuestras acciones. Conforme reclamamos nuestra integridad personal, dejamos de proyectar nuestras lecciones en otros y disminuimos las tensiones en la superficie.

En este momento, la separación de las frecuencias que crean las siete Redes Crísticas se está alineando para integrar una sola red arco iris que, eventualmente y conforme nos volvamos uno en verdad, se convertirá en un solo color dorado. Y en algún punto, esto evolucionará hasta el nivel de claridad como de diamante o cristal. Los niños cristal o diamante están comenzando a nacer en este planeta, para ayudarnos a alcanzar ese nivel.

Así como tuvimos una o varias vidas con cada una de las culturas en este planeta, también hemos existido en otros mundos o culturas galácticas. En un nivel holográfico, hemos nacido en todas las culturas y en todos los mundos galácticos, simultáneamente. El dodecaedro estrellado también es representativo de nuestra búsqueda para integrar y armonizar todas nuestras vidas terrestres y extra terrestres, en una sola experiencia plena dentro de la creación.

En términos de los cambios de actitud o conciencia que nos podrían ayudar en estos momentos, permítanme sugerir lo siguiente. Prácticamente todos nosotros, en un momento u otro, nos sentimos separados, solos, heridos, asustados, avergonzados, despreciables o incapaces. Sentimos esto, aún cuando siempre hemos sido una expresión de todo el tejido de la creación. En esencia, ya somos completos y perfectos.

Todos estos estados de auto-duda, son apegos a los que elegimos e insistimos aferrarnos consciente o inconscientemente. Estos apegos y nuestra insistencia por aferrarnos a ellos, nos distraen del despliegue de nuestro tejido holográfico y de experimentar nuestra herencia verdadera.

Lo que recomiendo es desarrollar habilidades para el desapego y para el soltar o dejar ir. (Muchos maestros orientales o de esas escuelas ofrecen entrenamientos para esto, al igual que los programas de entrenamiento de ciertas artes marciales.) Cuando nos soltamos y desapegamos mental, emocional y físicamente, de las tensiones a las que nos aferramos, nos volvemos brillantes y libres. Esto comienza por desapegarnos del carrusel de los pensamientos y patrones mentales.

Yo recomiendo desarrollar la habilidad de "observación con la mente atenta", de nuestro propio ser y de nuestras elecciones. Esto significa tomar los pasos para observar, honestamente, nuestros patrones destructivos y realizar las elecciones y acciones para cambiarlos, antes de que alguien más nos fuerce a ver nuestro propio reflejo en una forma poco placentera.

Para quienes gustan de la estimulación intelectual para dejar ir sus apegos, recomiendo la lectura de libros tales como: "El Poder del Ahora" ["The Powe of Now"] de Eckhart Tolle y "El Diamante Sutra" ["The Diamond Sutra"] de Osho; así como "Conversaciones con Dios" ["Conversations with God"] de Neil Donald Walsh y "Millenium" de Lyssa Royal.

También recomiendo mantener una buena práctica de la meditación que más nos guste, siempre y cuando no nos distraiga o aleje de nuestro ser interno. Y al mismo tiempo, recomiendo ejercicios profundos para la apertura del corazón que sean atractivos para la persona. En especial practicados en la naturaleza, porque llevan profundo dentro del corazón para ayudar a soltar agendas y el ego.

Como muchos estudiantes lo han pedido, actualmente estoy trabajando en una serie de meditaciones en CD, con el propósito de profundizar en la experiencia de la apertura del corazón en la naturaleza. Esto puede proveer una profunda experiencia de reverencia hacia toda la vida, en donde uno experimenta la absoluta unidad, al tiempo que muchos de los conceptos que hemos discutido aquí, se conocen a través del corazón en lugar de entenderlos con la mente.

JG: En estos tiempos también parece haber un aumento en la energía, armónica o inarmónica. ¿Cómo opera esto en relación con la Red Crística? ¿Qué podemos hacer al respecto?

Ron: Se ha establecido que la Tierra está despertando del [ciclo] Yuga Kali y que está en transición hacia un periodo de frecuencia intensificada. También se ha dicho que la Tierra está aumentando su vibración de resonancia. Las personas también están experimentando las frecuencias intensificadas y respondiendo a ellas en la mejor forma posible. En este tiempo, más y más personas están despertando a su espíritu y sintonizándose con los niveles o posibilidades superiores y esto también está incrementando la frecuencia de masa y el nivel de conciencia.

Todo esto crea un efecto de ola a través de la humanidad, que está sirviendo para agitar la olla del despertar y para enfocar nuestra atención en lo que realmente importa. Conforme la frecuencia se incrementa, es experimentada por los dos aspectos polarizados dentro de nosotros (negativo y positivo), que todavía no hemos integrado en unidad.

Algunas personas se resisten a la presión interna de sus aspectos no resueltos, que necesitan procesar. Estos aspectos continuarán escalando si no se atienden, en especial conforme la frecuencia planetaria se incremente. A menudo las personas eligen reaccionar ante esta situación, actuando y proyectando sus asuntos no resueltos en otras personas o en situaciones mundiales, en lugar de realmente atenderlos a nivel interno.

La única forma efectiva que conozco que nos podría ayudar a manejar esta presión en aumento, es aprender a responder en lugar de reaccionar ante la situación. Responder a la presión significa que tenemos que ser concientes de nuestros hábitos y patrones personales y no sentir temor de explorar nuestro lado oscuro. Esto nos ayuda a aprender a elegir cuidadosamente nuestras acciones en lo mental, en lo emocional y en lo físico. Esto toma tiempo y paciencia a veces.

En relación con la Red Crística, los niveles superiores de vida siempre han mantenido sus frecuencias disponibles para todos y en todo momento. (A final de cuentas, ¡ellos son nosotros en otra forma!). Conforme nos despertamos hacia un sentido más elevado de propósito y acción, natural y eventualmente nos sintonizamos con los niveles superiores de la red hasta que alcanzamos el de la Conciencia Crística y la despertamos en nuestro interior. La vida siempre intenta estimularnos para alcanzar nuestro máximo potencial.

JG: Sé que enfocarse en la luz y en su vibración, puede ayudar a despejar estados mentales o emocionales negativos. ¿Enfocarse simplemente en la quinta dimensión es una solución o respuesta al "estar estancado" que muchas personas parecen estar experimentando en este momento?

Ron: Bueno, yo diría que la sensación de estar estancado, es realmente no estar consciente que uno elige aferrarse a un aspecto no resuelto en lugar de dejarlo ir. Esto se dice fácilmente pero no es sencillo ponerlo en práctica. Todos lo hacemos y nos iría mejor si practicáramos el desapego y el soltar o dejar ir en el área que se necesite, que podría ser en el terreno de lo mental, lo emocional o lo físico.

Nosotros alcanzamos los más altos niveles de nuestro potencial cuando nos soltamos por competo y nos volvemos absolutamente "nada", mental y emocionalmente. Los budistas dicen que: "Cuando nos volvemos nada, nos convertimos en todo".

En este estado de desapego todavía existe un intenso sentido de conciencia y enfoque, pero es diferente y es mucho más gratificante, porque eres más tu ser verdadero. Así que la práctica disciplinada de desapegarse de la mente ocupada o del estado de desequilibrio emocional, drama o necesidad, es muy efectiva para traer absoluta paz y armonía [a nuestro ser].

La práctica de la impecabilidad y de la "mente atenta" en nuestras acciones, palabras y elecciones, es el trabajo en el nivel de la Red de Conciencia Crística (el dodecaedro estrellado) y nos lleva al desarrollo espiritual y a la claridad que la mayoría estamos buscando.

Enfocarnos en una "dimensión superior" (como la quinta dimensión), con frecuencia puede utilizarse como una forma para evadir los retos de evolución en el plano físico. Es colocar la atención en una idea externa, cuando lo que se necesita en realidad, es enfocarnos claramente en nuestras propias elecciones, patrones y acciones.

JG: ¿Se darán cambios en el ADN debido a la Red Crística?

Ron: Absolutamente y ya está ocurriendo desde hace tiempo. Cada paso que damos en nuestra integración y evolución personal, se inscribe en nuestro ADN y se refleja en la realidad a nuestro alrededor. Esto nos permite utilizar más bandas de frecuencia de conciencia y por lo tanto, elevar la nuestra. Mientras más nos clarifiquemos, integremos y progresemos, más activaremos nuestros paquetes de ADN, lo que nos ayudará a alcanzar nuestro pleno potencial como individuos y como especie planetaria.

JG: ¿Esto provocará movimiento en las placas tectónicas [del planeta]?

Ron: Podría y a menudo, el movimiento de las placas tectónicas es simplemente un reflejo de nuestra conciencia como especie. Por lo general tiene que ver más con aquello a lo que resistimos, que con lo que abrazamos. Si reflexionamos sobre esto, creo que podríamos encontrar algunas revelaciones interesantes.