domingo, 8 de febrero de 2009

Los creativos culturales

Gracias a loyren por el artículo..

LOS CREATIVOS CULTURALES

Un nuevo libro, titulado THE CULTURAL CREATIVES (”LOS CREATIVOS CULTURALES”) nos permite comprender cosas importantes de la cultura de los E.U.A. y de qué manera nos podríamos organizar para cambiar nuestro futuro [1]. Ofrece perspectivas totalmente originales y nuevas que podrían ayudar a los movimientos de justicia ambientalista y social a encontrar nuevas rutas, esquivando los problemas que los han obstaculizado en años recientes. Presten atención.

THE CULTURAL CREATIVES fue escrito por Paul Ray y Sherry Ruth Anderson, quienes han invertido más de una década haciendo sondeos para descubrir cuáles son los valores que apreciamos en los E.U.A. (”Los valores son los mejores pronosticadores del comportamiento real”, dicen.) Ray y Anderson encontraron que, basados en los valores fundamentales, los ciudadanos de los E.U.A. ahora pueden clasificarse en tres grupos principales: los Modernos, los Tradicionales y los Creativos Culturales. Todos reconocemos a los Modernos y a los tradicionales, pero la mayoría de la gente no sabe que existen los Creativos Culturales. Incluso los mismos Creativos Culturales no están conscientes de su gran número -50 millones, según Ray y Anderson. Esta es la semilla de una revolución cultural -una revolución que ya se encuentra bien avanzada.

Los Modernos: los Modernos son la subcultura dominante de nuestro tiempo. Ellos dictan las reglas que rigen nuestras vidas -controlan la administración pública, el ejército, las cortes y los medios de comunicación. Algunos de ellos manejan las corporaciones multinacionales. Su ideología se encuentra esquematizada cada día, en detalle, en los diarios NEW YORK TIMES y WALL STREET JOURNAL, en los demás diarios importantes y en la televisión. La creencia de los Modernos en una economía tecnológica le está dando una nueva forma a la faz del globo. Los Modernos tienden a rechazar otras culturas y otras maneras de vivir como si estas fuesen inferiores.
Resumiendo: “La manera más simple de entender a los Modernos de hoy en día es ver que ellos son quienes aceptan el mundo comercializado urbano-industrial como la manera correcta y obvia de vivir. No están buscando alternativas”, dicen Ray y Anderson. Para los Modernos, el crecimiento [industrial] no sólo es bueno, es esencial.

Para los Modernos, lo más importante es:

(a) ganar mucho dinero;

(b) caminar por la senda del éxito hacia sus metas midiendo los pasos;

(c) tener mucho de donde elegir (como consumidor, o votante, o en el trabajo);

(d) estar al corriente de las últimas tendencias, estilos e innovaciones;

(e) apoyar el progreso económico y tecnológico al nivel nacional;

(f) rechazar los valores y las preocupaciones de los pueblos indígenas, los pueblos rurales, los Tradicionales, los “New Age” y los místicos religiosos.

Los Modernos representan 48% de la ciudadanía de los E.U.A. (93 millones de adultos) y, en 1995, tenían un ingreso familiar medio de $42,500.

Los Tradicionales: los Tradicionales representan 24,5% de los ciudadanos de los E.U.A. (48 millones de adultos). “Muchos Tradicionales no son republicanos comunes, sino ancianos demócratas de la administración de Roosevelt, demócratas de la administración de Reagan y antiguos sindicalistas, así como también conservadores sociales en la política…”

Los Tradicionales tienden a pensar (entre otras cosas) que:

(a) los patriarcas deberían dominar nuevamente la vida familiar;

(b) FEMINISMO es una mala palabra;

(c) los hombres tienen que mantener sus roles tradicionales y las mujeres tienen que mantener los suyos;

(d) la familia, la iglesia y la comunidad define su mundo;

(e) debería mantenerse la manera de vivir familiar y habitual;

(f) es importante regular el sexo -la pornografía, el sexo adolescente, el sexo extramarital- y el aborto;

(g) los hombres deberían estar orgullosos de servir en el ejército;

(h) toda la orientación que se necesita para la vida se encuentra en la Biblia;

(i) preservar las libertades civiles es menos importante que restringir el comportamiento inmoral;

(j) es esencial la libertad para portar armas;

(k) los extranjeros no son bien recibidos.

Muchos Tradicionales están a favor del medio ambiente y en contra de las grandes empresas. Están indignados frente a la destrucción del mundo que recuerdan, tanto de las áreas naturales como de la vida en los pequeños pueblos. Los Tradicionales tienden a ser más viejos, más pobres y menos educados que otros grupos en los E.U.A. Al final de la segunda Guerra Mundial, los Tradicionales constituían 50% de la población, pero hoy en día son 25%, y sus cifras se están reduciendo al morir los viejos Tradicionales y no ser reemplazados por otros más jóvenes.

Los Creativos Culturales: lo que Ray y Anderson descubrieron durante una década de investigaciones es que a los Modernos y a los Tradicionales se les suma una tercera subcultura dentro de los E.U.A., de 50 millones de personas (26% de todos los adultos) -una población del tamaño de Francia, que continúa creciendo. Ray y Anderson los han denominado “Creativos Culturales”.

He aquí una lista de 18 características; si usted tiene 10 o más de ellas, probablemente usted sea un creativo cultural:

(a) aman la naturaleza y están muy preocupados debido a su destrucción;

(b) están muy conscientes de los problemas de todo el planeta y quieren ver acciones para frenarlos, como por ejemplo limitando el crecimiento económico;

(c) estarían dispuestos a pagar más impuestos o precios más caros si supieran que el dinero fuese usado para limpiar el medio ambiente;

(d) le dan mucha importancia a desarrollar y mantener relaciones personales;

(e) le dan gran importancia a ayudar a otras personas;

(f) se ofrecen como voluntarios para una o más buenas causas;

(g) se preocupan intensamente por el desarrollo psicológico o espiritual;

(h) ven la espiritualidad y la religión como algo importante en su propia vida, pero también les preocupa el papel de la derecha religiosa en la política;

(i) quieren más igualdad para las mujeres en el trabajo y quieren más mujeres líderes en los negocios y la política;

(j) se preocupan por la violencia y el abuso que sufren las mujeres y los niños en todas partes del Mundo;

(k) quieren que los políticos y el gobierno pongan énfasis en la educación y el bienestar de los niños, la reconstrucción de vecindarios y comunidades y la creación de un futuro ecológicamente sostenible;

(l) están descontentos tanto con la izquierda como con la derecha en la política y quieren otra dirección que no es el centro;

(m) tienden a ser optimistas acerca del futuro y desconfían de la visión cínica y pesimista que ofrecen los medios de comunicación;

(n) quieren dedicarse a crear una manera de vivir nueva y mejor en nuestro país;

(o) se preocupan por lo que las grandes corporaciones están haciendo en el nombre de las ganancias: explotando los países pobres, dañando el medio ambiente, reduciendo el personal;

(p) tienen sus finanzas y gastos bajo control y no se preocupan por gastar más de la cuenta;

(q) les desagrada el énfasis moderno en el éxito, en “lograrlo” y en la riqueza y los bienes lujosos;

(r) les agradan las personas y los lugares exóticos y extranjeros, y disfrutan experimentando y aprendiendo sobre otras maneras de vivir.

Los Creativos Culturales no están definidos por características demográficas específicas -ellos son contadores y trabajadores sociales, meseros y programadores de computación, estilistas y abogados y quiroprácticos y choferes de camiones, fotógrafos y jardineros. La gran mayoría de ellos tienen creencias religiosas ya establecidas. No son más liberales o conservadores que la corriente dominante de los E.U.A., aunque tienden a rechazar las etiquetas de “izquierda-derecha”. En realidad, la característica demográfica que los distingue es que 60% de ellos son mujeres, y la mayoría de los Creativos Culturales tienden a tener valores y creencias que las mujeres han tenido tradicionalmente respecto a los temas humanitarios, la vida familiar, los hijos, la educación, las relaciones personales y la responsabilidad. En sus vidas privadas, buscan la autenticidad -lo que significa que quieren que sus acciones sean consistentes con lo que creen y dicen. También se proponen encontrar integridad, integración y comunidad.
Los Creativos Culturales están muy claros en que no quieren vivir en un mundo alienado, inconexo. Su enfoque hacia la salud es preventivo y holístico, aunque no rechazan la medicina moderna. En su trabajo, puede que intenten ir más allá de ganarse la vida, a tener “la manera correcta de ganarse la vida” o una vocación.

Ray y Anderson resumen las fuerzas que han dado origen a los Creativos Culturales: “En el siglo veintiuno se está afianzando una nueva era. Los desafíos más grandes son preservar y mantener la vida en el planeta y encontrar un nuevo camino, más allá del abrumador vacío espiritual y psicológico de la vida moderna. Aunque estos puntos se han venido acumulando durante un siglo, sólo ahora el Mundo Occidental acepta considerarlos públicamente. Los Creativos Culturales están respondiendo a estos desafíos abrumadores creando una nueva cultura”. Nuevas empresas, nuevos estilos gerenciales, nuevas tecnologías, nuevas formas de organización social (por ejemplo, arrendar productos, tales como alfombras y refrigeradores a los consumidores en lugar de venderlos, para asegurar que son reciclados), y nuevas técnicas para la toma de decisiones (el principio de la precaución, por ejemplo) -los Creativos Culturales están construyendo un mundo nuevo en medio de nosotros, ignorado en gran parte por los medios de comunicación.

Por distintos caminos, cincuenta millones de Creativos Culturales emergieron de (o fueron influenciados por) los movimientos sociales de los años 60 y 70. Ray y Anderson describen 20 de esos movimientos que han incubado a los Creativos Culturales que, a su vez, han comenzado a darle un giro positivo a los movimientos que fueron principalmente antagonistas. “Lentamente ha ido penetrando una lección en una organización del movimiento tras otra. En algún punto, oponerse a algo malo deja de ser suficiente y tienen que identificarse con valores positivos, o producir un servicio que sea importante para su electorado”, notan Ray y Anderson.

Ray y Anderson ven que este cambio está sucediendo en el movimiento ambientalista, y nosotros también lo vemos. “Los Creativos Culturales están exhortando al movimiento ambientalista a que entre en una nueva fase. Habiéndonos educado por medio de protestas e información, ahora algunos están yendo más allá, para desarrollar nuevas clases de negocios, tecnologías y cooperativas”. Para ponerles nombres a estas innovaciones, ellas son el “Paso Natural” (Natural Step) [2], la producción limpia [3] y el “cero desperdicio” [4]. Juntos, están comenzando a reconstruir la infraestructura industrial del Mundo Occidental. Hay un largo camino por recorrer, pero es un comienzo.

Un impedimento importante para una mayor innovación es el hecho que los Creativos Culturales piensan que son muy pocos, cuando en realidad hay muchos de ellos. Por lo tanto, “ellos no saben que tienen el potencial de moldear la vida de los Estados Unidos del siglo veintiuno”, dicen Ray y Anderson. “Al igual que el público en un teatro, los Creativos Culturales miran todos en la misma dirección. Leen los mismos libros y comparten los mismos valores y llegan a conclusiones parecidas -pero rara vez se voltean hacia los demás. Todavía no han formado un sentido de ‘nosotros’ como una identidad colectiva, ni tampoco tienen una imagen colectiva de ellos mismos”.

Una y otra vez, Ray y Anderson recalcan que los Creativos Culturales tienen dificultades por su falta de conciencia propia. Los Creativos Culturales aun no se ven a ellos mismos en su totalidad diversa, y debido a esto no pueden reconocer su propio potencial para crear un mundo nuevo. “En vista de que ellos son parte de una subcultura que todavía no puede verse a sí misma, estos millones de Creativos Culturales no saben qué potencial tienen para nuestro futuro común”.
Hasta que cada uno reconozca la existencia del otro, no podremos trabajar juntos.